Los mejores alimentos para curar huesos rotos

Muchas personas se rompen un hueso en un momento de sus vidas, ya sea como un niño en el patio de recreo, como un adulto en un accidente o en la vejez por la caída, no importa que tipo de accidente haya sido lo más importante antes de comer los alimentos que vienen en esta lista es hacerte  los pertinentes rayos x Tijuana. Los huesos rotos son dolorosos y frustrantes porque tardan mucho tiempo en sanar. El cuerpo naturalmente cura un hueso roto por sí mismo. Usar un yeso ayuda a mantener el hueso en su lugar mientras sana. Ciertos alimentos pueden ayudar a acelerar el proceso de curación.

 

Brócoli

El brócoli es uno de los mejores alimentos para curar un hueso roto porque es rico en vitamina K. La vitamina K se une con otros minerales para ayudar a formar masa ósea. La vitamina K puede acelerar la curación de un hueso roto porque está involucrado en el proceso de mineralización ósea. Una taza de brócoli tiene alrededor de 220 mcg de vitamina K.

 

Yogur

Los aminoácidos, que son los componentes básicos de las proteínas, y el calcio mineral pueden ayudar a sanar huesos rotos. Los aminoácidos que se encuentran en el yogur, como la lisina y la glutamina, aumentan la absorción de calcio, lo que aumenta la masa ósea. Además, el calcio en la dieta que se encuentra en el yogurt es esencial para la curación de los huesos porque los huesos están compuestos principalmente de calcio y fósforo.

 

Naranjas

Comer naranjas puede tener varios beneficios para quienes tienen huesos rotos. Las naranjas son ricas en vitamina C, que actúa como un agente antiinflamatorio, reduciendo el dolor y al mismo tiempo fomentando el crecimiento de nueva masa ósea. La vitamina C también puede aumentar la función del sistema inmune para que la curación sea más rápida.

 

Leche

La leche es una buena fuente de proteínas, lo que aumenta el sistema inmunológico y provoca que el cuerpo se cure a sí mismo,la leche tiene otras vitaminas que se necesitan para reparar huesos rotos. La vitamina D en la leche ayuda a alimentar los huesos al aumentar la cantidad de calcio que pueden absorber.